www.vatican.va

Back Top Print Pdf


Comunicado del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral:Reunión sobre la crisis humanitaria en Siria e Irak (13-14 de septiembre de 2018), 11.09.2018

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ha organizado una reunión  sobre la crisis humanitaria de Siria e Irak, que tendrá lugar del 13 al 14 de septiembre en el Auditorio Juan Pablo II de la Pontificia Universidad Urbaniana.  Han confirmado su participación más de 50 organismos caritativos católicos, representantes de los episcopados locales y de las instituciones eclesiales y congregaciones religiosas que operan en Siria, Irak y los países limítrofes, además de los nuncios apostólicos en Siria, Irak, Líbano y Turquía.

El primer día los trabajos serán presentados por Mons. Segundo Tejado Muñoz, Subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; seguirá el discurso del cardenal Peter K.A. Turkson, prefecto del mismo dicasterio, y la presentación del Informe de la encuesta sobre la respuesta de las instituciones eclesiales a la crisis humanitaria de Irak  y Siria 2017-2018, elaborado por el dicasterio. A continuación, intervendrá el Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, y  habrá una actualización sobre la situación política y humanitaria a cargo del nuncio apostólico en Siria, el cardenal Mario Zenari, y del nuncio apostólico en Irak y Jordania, S. E. Mons. Alberto Ortega Martín. La jornada concluirá con la intervención del Sr. Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que hablará, en particular, sobre los retos y perspectivas de la situación actual de la migración en la zona de crisis.

En la mañana del 14 de septiembre, los participantes se reunirán en grupos de trabajo para concentrarse en los aspectos concretos de la colaboración entre los diferentes sujetos involucrados en la respuesta a la crisis. La sesión de la tarde estará dedicada al delicado tema del retorno a las comunidades de origen de migrantes y refugiados. Después del discurso del cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, y de la intervención del P. Fabio Baggio, subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano  Integral,Sección migrantes y refugiados, los participantes se reunirán de nuevo en grupos de trabajo, dedicados al tema específico de la sesión.

Después del debate sobre los trabajos de grupo, las conclusiones de la reunión correrán a cargo del cardenal Turkson.

El viernes 14 de septiembre, está prevista una audiencia con el Santo Padre en el Palacio Apostólico.

El objetivo de la reunión, en línea con el camino emprendido en los últimos seis años, es el de ser  un tiempo de reflexión y comunión fraternal entre todas las instituciones eclesiales que participan en las obras de caridad y asistencia a las poblaciones afectadas por esta crisis humanitaria, acerca de la cual el  Santo Padre ha llamado repetidamente la atención de la opinión pública; hacer un balance de la labor realizada hasta ahora por los organismos caritativos católicos en el contexto de la crisis, compartiendo la información sobre la evolución de la situación humanitaria y las respuestas de la Iglesia; discutir los asuntos críticos que han surgido e identificar las prioridades para el futuro; analizar la situación de las comunidades cristianas que residen en los países afectados por la guerra, promoviendo la sinergia entre los organismos eclesiales, las congregaciones religiosas y las diócesis. Este año se dedicará una reflexión particular a las perspectivas realistas de un retorno voluntario de los desplazados internos y los refugiados a sus comunidades de origen.

El conflicto en Siria e Irak ha producido una de las crisis humanitarias más graves de las últimas décadas. La Santa Sede, además de la actividad diplomática, participa activamente en programas de ayuda y asistencia humanitaria. Desde 2014, la red eclesial ha destinado a la emergencia más de mil millones de dólares, que han llegado a más de cuatro millones de beneficiarios individuales por año.

Según fuentes de la ONU, actualmente hay más de trece millones de personas que necesitan ayuda en Siria y casi nueve millones en Irak; los desplazados internos son más de seis millones en Siria y dos millones en Iraq, mientras que los refugiados sirios registrados en países limítrofes, entre los cuales Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto son 5,6 millones. Los retornos voluntarios a Irak ascenderían actualmente a 3,9 millones de personas.